Espíritu de la competición

El éxito para cualquier entrenador o escuela en esta categoría debe de ser enseñar a sus jugadores que nunca deben de ganar a cualquier precio. Por supuesto, tenemos que conseguir la victoria, con entrega y ganas de hacerlo, pero nunca marcando como objetivo “el ganar”. No tenemos que olvidar que perder no es tan malo ni ganar es tan bueno o importante como parece, todo depende de cómo un equipo haya conseguido esos resultados, por que se puede ganar jugando mal, y en un ambiente poco agradable, y perder jugando muy bien con una convivencia grupal estupenda. Nuestros jugadores nunca deberían considerarse perdedores si han puesto su máximo esfuerzo y han hecho todo lo posible por alzarse con el triunfo. Hay que aprender a jugar como si fuera un entrenamiento, y entrenar como si fuera un partido. Ganar es una consecuencia de jugar bien, por lo tanto, hay que motivar a pensar en jugar lo mejor posible, que los resultados llegaran en su momento.

Partiendo de la base de que en estas edades tan tempranas el partido del sábado debe de ser tomado como un entrenamiento mas, debemos inculcar a los más pequeños que el buen juego debería estar por encima del resultado. Debemos poner todo el esfuerzo necesario para olvidarse del resultado y estar dispuestos a correr riesgos tácticos, aunque el equipo adversario nos marque

Trabajo en equipo = Motivación del equipo

Individualismo = Desgana del equipo

Calendario de encuentros X Liguilla Querubín

Grupo 1   •  Grupo 2   •  Grupo 3   •  Grupo 4  •  Grupo 5

Bases y reglamento Torneo Querubín 2014/15

Documento

 

cartel queru